sábado, 27 de abril de 2013

Borrajas con patatas y panceta



La borraja es una verdura de textura muy suave y para mi gusto, sabor agradable, entre una judía verde y una penca de acelga por hacer una comparación, aunque no es exacta ni mucho menos. 

Esta planta salvaje suele salir en los bordes de las carreteras, con clima mediterráneo y se la distingue muy facilmente porque su tallo está recubierto de pelos.

En España, es poco conocida y está considerada una verdura humilde, sin embargo en Francia es una verdura de lujo, donde los grandes chefs elaboran recetas tremendamente apetitosas y apreciadas. 

Tiene múltiples cualidades saludables y si os interesa ampliar información sobre esta verdura, os pongo un enlace que he encontrado en internet y me ha parecido muy interesante, aqui.

Creo que el mayor inconveniente de esta verdura es el limpiarla, por eso quizá está tan poco valorada en nuestro país. Yo si os soy sincera, nunca la había comido y mucho menos preparado, hasta hoy que gracias a la maravilla de internet descubrí un montón de recetas, hasta Arguiñano tiene una, y yo sin saberlo!.



El caso que cogiendo un poco de aquí y otro poco de allá, he elaborado mi propia receta, que hemos comido hoy y nos ha gustado mucho, tanto, tanto, que no dudo que a la semana que viene la vuelva a preparar.

Os explico como la hemos hecho. (aquí paso ya al plural, porque mi marido es mi pinche y en la mayoría de las recetas me ayuda en casi todos los pasos).

Preparación: Mi verdulero, la vende ya limpia en bolsitas de 500 gr y con ello hemos comido 3 personas. Pero según Arguiñano, una forma fácil de acabar con la mala fama que tiene la limpieza de esta verdura es coger un estropajo verde, nuevo y frotar los dos lados de la borraja, para que se vayan los pelos, después con un cuchillo tiramos desde la punta, por un lado y por el otro, de las fibras que tiene, como si fuera una acelga o la rama del apio.

Nosotros toda esa labor nos la hemos ahorrado, tan solo hemos repasado ligeramente algunos trozos que nos parecía que tenían hebras.



Después de repasar las borrajas, las hemos lavado y dejado escurrir. Hemos pelado, lavado y cortado las patatas en redondeles gordos, como podéis ver en la foto.






Hemos limpiado la panceta, quitándola toda la grasa y corteza del lateral y cortado en trocitos y hemos pelado unos ajos y cortado en láminas.



Y con los deberes hechos, hemos pasado a cocinarlas.

En una cacerola ponemos las patatas y encima las borrajas, ponemos agua, sin llegar a cubrirlas y la sal. Tapamos la olla y llevamos a ebullición a fuego fuerte. En cuanto comience a hervir, bajamos el fuego medio/bajo y mantenemos durante 20 minutos. Vigilamos de vez en cuando para que las patatas no se deshagan y si ves que alguna ya está cocida, la vamos sacando a un plato.



Aquí tapamos la cacerola y esperamos los 20 minutos.

Cuando ya están, ponemos las patatas a escurrir por un lado y las borrajas por otro. 

Mientras escurren, en una sartén sin aceite, ponemos la panceta para que se vaya dorando y quede crujiente.



Cuando empieza a dorar, removemos bien para que se haga por el otro lado e incorporamos los ajos.



Removemos y vigilamos para que se termine de hacer.

Ahora vamos a hacer el montaje de la fuente para sacarlo a la mesa, de la siguiente manera:

En una fuente, ponemos las patatas, las aplastamos ligeramente con un tenedor, más que aplastar, las dejamos en trozos más pequeños, Rociamos con un chorretón de aceite de oliva y con un colador, dejamos caer un poquitín de pimentón.



Encima colocamos las borrajas.



Y encima, añadimos la panceta crujiente con los ajos



Y sin más preámbulos, servimos, logicamente después de hacer la foto y apaciguar a la familia que están deseando comeeeeer!!



Otra receta simple, sencilla, saludable y de lo más apetitoso.

Cada vez soy más partidaria de este tipo de cocina. ¿Será la edad?




10 comentarios:

  1. hola Aneth, yo no tenia ni idea de las propiedades de la borraja, gracias por el enlace y la info. La receta esta buenisima, ohh que patatitas por debajo y que refrito por encima, estan de vicio!
    besos
    Silvia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Silvia, me encanta que te haya gustado. Por lo que vemos en las publicaciones de los demás blogs, las verduras no están muy cotizadas que digamos. Un beso

      Eliminar
  2. Hola Aneth,,,que ya estoy aqui, encontre tu blog y ademas con una de las comidas preferidas por mi,,,madre mia !!!!!todos los ingredientes me chiflan, asi que me quedo , te sigo y te invito a que visites el mio.

    tremendita-tremendita.blogspot.com

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Tremendita. Ya te he visitado y te he dejado un comentario. Te doy la bienvenida a mi blog y me agrada mucho que esta verdura tan desconocida en España o más bien tan inusual, sea de tus preferidas. Nos gustó bastante, queda muy rica y muy fácilonga. Un besito

      Eliminar
  3. Me encantan las borrajas pero en Galicia son casi imposibles de conseguir, al menos yo no doy con ellas y asi preparadas son todo un lujo!
    Me han encantado realmente, si que me han encantado!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Elena, que cielo eres!. Besitos

      Eliminar
  4. Hola Aneth, unas borrajas para chuparse los dedos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si tienes oportunidad de encontrarlas, no dejes de probarlas, yo me he llevado una grata sorpresa, Me encantaron. Besitos preciosa

      Eliminar
  5. Hola, Aneth.
    Muy interesante esta receta, además de ser muy completa y sencilla.
    Abrazos.
    Rosa.

    ResponderEliminar
  6. Hola Rosa: Me gusta verte por aqui, y que te haya gustado la receta, de verdad que está muy rica. Ahora te escribo un mail. Besos

    ResponderEliminar

Me gustaría saber que te ha parecido. Gracias